El botiquín de un viaje de buceo

Por lo general, a todos los buceadores nos gusta realizar viajes de buceo fuera de nuestra zona habitual y viajar a lugares exóticos como el Mar Rojo, Maldivas, etc. Pero además de toda la preparación del equipo, nos surge siempre la duda de que debemos llevarnos en el botiquin del viaje de buceo. ¿Nos vale cualquier botiquín? ¿Es preciso llevarse solo los medicamentos que podamos o solamos tomar? o ¿hay que ser precavidos y llevar un “poco de todo”?.

Cargar con algo tan importante como un botiquín para el viaje de buceo con lo más indispensable para solucionar lo inesperado puede ser muy útil, pudiendo atender la mayoría de los pequeños incidentes que pueden suceder, reponernos de algunas indisposiciones o mejorar nuestro estado para bucear.

Evidentemente, quizá sea innecesario si buceamos al lado de casa en nuestro centro de buceo habitual (ellos deben llevar botiquín además de un equipo de oxígeno). Pero, es del todo imprescindible en caso de viajes de buceo a destinos tropicales o cruceros de buceo por países con escasas infraestructuras sanitarias.

Como cualquier actividad que se desarrolla en la naturaleza, se debe estar preparado para una serie de factores como el sol, las picaduras de insectos, pequeñas heridas o cortes, mareo en el barco, heridas por contacto con la vida marina, posibles trastornos digestivos o congestión nasal, entre otras, son algunas de las molestias que nos pueden llevar a dejarnos sin bucear.

El botiquín del viaje de buceo sólo sirve para poder aliviar pequeñas molestias o hacer pequeñas curas, pero en ningún caso, sustituye el diagnóstico y tratamiento del personal sanitario para todo lo que está fuera de nuestro alcance o conocimientos. No obstante, puede sernos muy útil cuando no disponemos de una atención especializada inmediata.

Pero, ¿que debemos llevarnos en el botiquín para el viaje de buceo?

En un botiquín de un viaje de buceo debemos ser prácticos y llevarnos aquellos elementos que nos puedan servir para tratar los contratiempos más habituales. No es una farmacia ambulante y podemos asesorarnos por un médico (si es buceador, aún mejor). Es conveniente llevar un manual de primeros auxilios actualizado en su interior, para, en caso de tener cualquier duda, poder consultarlo.

Deberemos tener en cuenta el destino al que viajaremos, puesto que es posible que debamos adecuar el contenido del botiquín del viaje de buceo. Deberá ser fácil de transportar para poder intergralo en nuestra bolsa de viaje, por lo que es aconsejable que sea de unas dimensiones reducidas. Si puede ser rígido y estanco mejor, pero sino una bolsa con cremallera será suficiente si lo podemos conservar en un lugar seco.

Si ya lo hemos usado en otros viajes de buceo, será imprescindible comprobar la fecha de caducidad de los elementos que lo compongan y si es posible hacer una lista, que nos servirá, no solo para saber de que disponemos y su fecha de caducidad, sino que además, así de un vistazo podemos saber si falta alguna cosa o algo está caducado o cerca de caducar.

Es conveniente anotar en las cajas o en una hoja aparte, en las que tengamos todos los elementos, para qué sirve cada uno de ellos, dosis recomendadas, posibles incompatibilidades,… y, por supuesto, no perder las indicaciones para poder consultarlas y facilitar de este modo su utilización.

Botiquín primeros auxilios viaje de buceo
Botiquín primeros auxilios viaje de buceo

Contenido del botiquín para el viaje de buceo

El botiquín de un viaje de buceo, además del manual de primeros auxilios de bolsillo, debería contener lo siguiente como mínimo (contenido revisado por personal sanitario):

MEDICAMENTOS
  • Comprimidos o chicles antimareo (Biodramina ®) – Puede ser con o sin cafeina.
  • Pomada para inflamaciones/infecciones de la piel (Positon Crema ®)  – Para extraer puntas de erizo u objetos punzantes e inflamaciones/infecciones de la piel diversas.
  • Corticoide (Dacortin 30 mg ®) – Es un medicamento antiinflamatorio, que pertenece al grupo de medicamentos llamados corticosteroides, para uso en la piel, que reducen la inflamación y las reacciones alérgicas de la piel. Disminuye el enrojecimiento y las molestias tales como el picor, la sensación de quemazón y el dolor (picadas de peces como los escorpénidos y el pez león o el pez piedra, en mares tropicales). También es útil para el catarro tubárico que da dolor de oído y no permite compensar. En una pauta corta de pocos días es inocua y puede salvar un viaje de buceo que puede quedar arruinado por una otitis. No apto para diabéticos.
  • Corticoide intranasal (Avamys ®) – Para inflamación local de las trompas de Eustaquio. Permite compensar y es apto para diabéticos.
  • Analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios (Ibuprofeno, Paracetamol y/o Aspirina) – Sirve para dolor, fiebre e inflamación.
  • Antiácidos (Omeprazol 20 mg ®) – Para neutralizar la sintomatología producida por el exceso de ácido gástrico o su presencia en esófago.
  • Antibióticos (Amoxicilina/Ácido Clavulánico Aurobindo) – Los antibióticos se utilizan para tratar infecciones bacterianas y no sirven para tratar infecciones víricas como la gripe o el catarro.
  • Antisépticos tópicos (Betadine ®, Cristamina ®) – Para desinfectar cualquier herida, corte o pinchazo.
  • Descongestivos (Disneumon pernasal ®, Utabon ®, SinexSensi ®,…) – Es un fármaco que evita la congestión nasal. Es muy útil si se aplica previamente a la utilización de Avamys ® (consolidan su acción).
  • Medicamentos contra las náuseas (Primperan ®) – Para prevenir las náuseas y vómitos.
  • Antidiarreico (Fortasec , Tiorfan ®)) – Medicamento que proporciona alivio sintomático. Muy útil para la diarrea.
  • Diarrea del viajero (Ciprofloxacino 500 mg) – Específico para la diarrea con fiebre.
  • Gotas óticas (Alcohol boricado o Cetraxal gotas ®) – Se usa para curaciones y prevención de afecciones del oído principalmente debidas a actividades acuáticas.
  • Crema solar y productos para combatir las quemaduras solares
  • Repelente de insectos
MATERIAL
  • Tijeras y pinzas – Para cortar esparadrapo, gasa o la ropa. Pinzas para extraer pinchos, etc.
  • Vendas, tiritas y esparadrapo hipoalérgico – Para vendar, tapar pequeñas heridas y sujetar vendajes.
  • Compresas o gasas estériles – Es utilizada en compresas y vendas para cubrir todo tipo de heridas con el fin de evitar que estas entren en contacto con agentes contaminantes, ayudando a su recuperación.
  • Compeed ® – Apósitos que actúan como una segunda piel que alivian el dolor y protegen frente a fricciones.
  • Guantes desechables – Ayudan a evitar el contacto directo con fluidos y sangre, lo que nos permite evitar contraer enfermedades no deseadas mientras ayudamos a otra persona en la curación de sus heridas.
  • Termómetro clínico – Para poder para medir la temperatura corporal (fiebre).
  • Steri-trip® – Puntos de sutura de papel.
  • Ampollas de suero fisiológico – Para lavar heridas y también para los ojos.

Descarga el botiquín de un viaje de buceo en PDF

Incluye los medicamentos y el material necesario para que de este modo puedes usarlo en los viajes de buceo. Lo puedes imprimir o llevar en tu móvil e incluye varias columnas: para hacer un check de lo que tenemos o no, el medicamento o material necesario descrito en este post, para que sirve cada uno de ellos y finalmente la posibilidad de escribir la fecha de caducidad.
Una vez impreso y relleno lo deberías llevar dentro del mismo botiquín.

¿Qué añadirías o quitarías del contenido del botiquín para el viaje de buceo? Deja tus comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *