Grabar bajo el agua con GoPro

Grabar bajo el agua con GoPro

Cómo grabar bajo el agua con GoPro es una de las preguntas más frecuentes que se hacen los buceadores. Y es que, cuando vemos las grabaciones hechas con un color todo azul, o movidas, borrosas y sin encuadre es cuando se buscan respuestas.

A día de hoy, subir a un barco de buceo es ver que una gran parte de los buceadores llevan consigo una cámara GoPro o similar. De ahí a que saquen partido de la cámara y puedan grabar con un mínimo de calidad, hay un abismo.

Entonces, ¿qué es lo que falla para que podamos obtener unas imágenes de calidad y poder editar un vídeo decente que podamos mostrar o sacar alguna fotografía impresionante?. Pues la respuesta probablemente la sabemos, y es que lo aprendimos durante el curso de buceo: es consecuencia a la perdida de los colores en el agua debido a la profundidad y/o distancia. Por tanto, lo único que debemos hacer es restablecer los colores, ¿fácil no?

La respuesta es fácil, pero la acción ya no tanto, puesto que lo primero que se nos ocurre es comprar el famoso filtro rojo y es este el primer paso, pero es de suma importancia. ¿Nos vale cualquier filtro rojo? La respuesta, tajantemente es ¡NO!.

Adquirir un filtro

Si hacemos una búsqueda por la red para encontrar un filtro rojo o naranja para la GoPro, obtendremos muchísimos resultados y por supuesto, muchísimos precios unos muy baratos y otros no tanto. La primera tendencia es comprar el más económico pues al fin cualquier filtro rojo o naranja vale. Este es el primer y gran error puesto que una gran mayoría de filtros que hay en el mercado no cumplen las condiciones para obtener buenos resultados. Pero, veamos el porqué…

Kit de filtros para camaras GoPro
Kit de filtros para camaras GoPro

La pérdida de luz y de color bajo el agua

Hay dos factores que afectan principalmente a las grabaciones submarinas, por un lado la reflexión y por otra la refracción. Esto hace que debamos aplicar correcciones para compensar en lo posible estos efectos.

La pérdida de luz

Bajo el agua, la pérdida de luz se debe principalmente a la reflexión. La superficie del agua refleja mucha luz del sol a la atmósfera. Cuando el sol se acerca al horizonte (salidas o puestas de sol) mayor es la cantidad de luz reflejada y menor la disponible bajo el agua. Cuando hay agua tormentosa o picada también aumentará la reflexión.

Todas las cámaras digitales llevan un exposímetro que mide la cantidad de luz del motivo que va a grabar o fotografiar. Mediante el mismo, la propia cámara puede determinar el tiempo de exposición, que queda controlado por la velocidad de obturación y el nivel de iluminación por la apertura del objetivo. Estos dos últimos factores (velocidad de obturación y apertura) se combinan en un solo número llamado valor de exposición, EV. La cámara GoPro, dispone también de un exposimetro y consecuentemente reacciona con esta reducción de luz variando los valores necesarios para obtener una mejor imagen.

La pérdida de color

A medida que el día avanza, la pérdida de luz afecta también a la calidad de color bajo el agua. Los colores pueden cambiar de un tono intenso a un tono apagado durante el curso de la tarde. Tal y como comentaba previamente, durante el curso de buceo aprendimos que el color desaparece bajo el agua debido a la absorción selectiva de colores.

El agua funciona como un filtro. Primero, selecciona o filtra las ondas de luz (longitud de onda) que producen los colores cálidos como el rojo, naranja y amarillo. Como resultado, obtenemos un vídeo deslucido, que solamente tiene colores verdes y azules. Es una equivocación común pensar que la pérdida de color está relacionada solamente con la profundidad, cuando realmente está relacionada con la profundidad y la distancia de la cámara al sujeto.

Longitud de onda y pérdida de colores bajo el agua
Longitud de onda para los diferentes colores

Para una profundidad “x”, a mayor distancia entre la cámara y el sujeto, el vídeo perderá más color. podemos compensar esta pérdida, utilizando filtros de corrección de color que os explicaré en otro post.

La refracción

Otro problema asociado con la luz y el vídeo submarino es la refracción, que es el desvío de la luz cuando esta pasa de un medio (aire) a otro (agua) con diferentes densidades. No reduce directamente ni el color ni el enfoque, pero afecta a lo que “vea” la cámara GoPro.

La refracción es la razón de que bajo el agua veamos los objetos más cerca y, consecuentemente, más grandes de lo que realmente están. Esta misma apreciación la tiene una cámara GoPro.

Esto quiere decir que el motivo a grabar de la cámara GoPro tiene un ángulo reducido de cobertura cuando está bajo el agua. Este ángulo, obliga al buceador que está grabando a alejarse del motivo a grabar para que quepa y enfoque dentro del encuadre, y por tanto, afecta al color y al detalle.

Cuanto más lejos estemos del motivo a grabar, más aumenta la pérdida de la calidad del vídeo, debido al efecto de dispersión. Las cámaras GoPro tienen un objetivo que es gran angular y que hace el efecto de cúpula que nos ayuda a solucionar parte de este problema formando parte del sistema de los objetivos y produce los efectos siguientes:

  • Sirve para corregir la refracción, ayudando al objetivo de la cámara GoPro a mantener el mismo ángulo de cobertura bajo el agua que tiene en superficie.
  • Este gran angular que actúa como cúpula, crea una imagen aparente. Independientemente de la distancia real del motivo de la cámara, la imagen aparente siempre estará una distancia mínima, reduciendo los efectos de dispersión, mientras mantenemos a todo el motivo en el encuadre.

Conclusión

En primer lugar, para grabar cualquier motivo nos debemos acercar físicamente lo que podamos al sujeto, pero manteniendo la distancia mínima de enfoque si no se usan lentes. Para las cámaras GoPro esta distancia es de entre 30 y 50 cm dependiendo del modelo.

En segundo lugar, la luz bajo el agua no siempre es la misma y factores externos e internos hacen que haya una pérdida de luz y consecuentemente de los colores, por lo que necesitamos diversos sistemas separados o combinados (focos y filtros) para restablecer en lo posible dichos colores.

Tercero, en el mar y debido a las diferentes longitudes de onda que corresponden a cada color del arco iris, estas son absorbidas a las diferentes profundidades. Los colores de mayor longitud de onda, como el rojo o el naranja, son los que menos penetran puesto que son absorbidos rápidamente en el agua, aproximadamente entre 5 y 10 metros.

Por último, para grabar bajo el agua con GoPro y restituir el color no podemos usar cualquier filtro rojo del mercado, especialmente los más económicos, puesto que si restablecen una longitud de onda inapropiada, nos proporcionará una tonalidad roja y haremos que el vídeo sea prácticamente inservible. Lo conveniente es usar filtros apropiados con diferentes longitudes de onda para cada una de las profundidades, como los de Backscatter.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Copyright © 2019 cursosgopro.com. Todos los derechos reservados. Diseñado por  Digital Marketing